Participa:

email foro rss logo
Idioma en inglés Idioma en italiano Idioma en ruso

con nosotros

Inicia Sesión Regístrate

Tarta de frutas con crema casera.

 receta precedente Postres siguiente receta


Preparación:

Tarta de frutas con crema casera

Empezamos haciendo la base de hojaldre. Para ello, extendemos la plancha, sobre papel de horno, y doblamos los bordes hacia dentro, presionando bien, más o menos 1 cm.


Pintamos los bordes con huevo y la parte de dentro la pinchamos con un tenedor para que no suba cuando la metamos en el horno.


Con el horno precalentado a 190 ºC, introducimos el hojaldre 20 minutos. Cuando esté dorado lo sacamos y lo dejamos enfriar.


Preparación de la crema pastelera casera:

El siguiente paso es hacer la crema pastelera. Ponemos la leche con la esencia de vainilla a calentar hasta que hierva. Cuando llegue a ese punto, la retiramos y dejamos que se temple.


Agregamos a esta mezcla el resto de la leche templada y lo calentamos durante unos 10 minutos, sin parar de remover con una cuchara de madera, hasta que espese. Una vez la tengamos lista, la dejamos enfriar.


Como para esta receta necesitamos la crema fría, la cubrimos con film transparente, pegado a la crema, para que no se produzca condensación de agua. Una vez que esta templado la pasamos a la nevera.


Preparación de la cobertura de brillo:

Mientras se enfrían tanto el hojaldre como la crema, preparamos la cobertura para darle brillo. En un vaso o bol, mezclamos el sobre de gelatina, el azúcar y 125 ml de agua, lo removemos durante unos minutos, todavía no conseguiremos que se disuelvan los ingredientes porque el agua está fría.


Por tanto, pnemos a calentar el resto de agua, sin que llegue a hervir, y lo añadimos a la mezcla anterior, removiendo hasta que todo quede bien disuelto. Lo dejamos enfriar fuera de la nevera y estará lista, cuando quede viscosa.


Montamos la tarta:

Con el hojaldre frío, rellenamos su interior con la crema, que también debe estar fría. Pelamos y cortamos la fruta y la vamos colocando encima de la crema. Por último, lo cubrimos con la cobertura de brillo y la metemos a la nevera.

Ahora... ya estará lista para tomar!